lunes, 13 de mayo de 2013

Al galope

las crines parecen moverse al vaivén del viento, los cachetes están inflados y el hocico está entreabierto. hasta se podría decir que se le escucha jadear.
no hay que sorprenderse que un día -o alguna noche- ya no lo veamos en su perpetuo lugar.

1 comentario:

  1. Draco, es que ya casi no se ve: está muy oscuro...

    Muaks!!!!!!!!

    ResponderEliminar

¿Juegas con nosotros? Pues ¡comenta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...